Apnea, Adrenalina y una increíble historia en Malpelo.

Bip,…………bip,………….bip,………….

¡Madre mía!,……………., las 5 de la mañana.

Me despierto en mi camarote, con tres cobijas encima, el aire acondicionado congelándome; no , no, no,……., no me levanto; …

Que va voy pa’rriba, … no; …, que sueño, que frío,………..

Pero que va, es el último día, y quién sabe cuando pueda volver a Malpelo…

Aún, estaba de noche, y todavía no muy convencido, salgo del camarote y me voy a la popa del Tropic Surveyor, ahí me espera Isidoro, “pensé que no se despertaba”, me dijo,………………..,no me tientes que me devuelvo….

Despierto de un solo ojo, empiezo a alistar el equipo.

Mis mares concorde verdes, de casi un metro de largo, y con plantilla, para pie derecho e izquierdo, mi mascara prima, que me permitió superar la barrera de los 25 metros, sin chuparme los ojos; el traje mares de 1.5 mm de espesor de neopreno microporoso, el último grito de la tecnología para la apnea; obviamente Picasso, mi arpón de 0.90 m de largo, con lanza de 1.40 m. extremadamente delgada, el legado de Jorge Ramírez, y mi arpón de reserva un cavallero,……

Ya Isidoro me esperaba en el zodiac; una vez abordo, nos dirigimos al arrecife, el lugar mas tranquilo de la isla, donde acostumbraba a pescar, en el que aún no era parque natural.

Isla Mapelo en el Pacífico

Empiezo a desenredar la cuerda que estaba atada a dos boyas, la primera una de pesca artesanal, como un balón de microfutbol, y amarrada a esta, la segunda una defensa de yate pequeña color amarillo.

Apenas nos alumbra el primer rayo de sol, caigo al agua, ya algo mas convencido.

Me ventilo, y hago el primer descenso, llego a unos 10 metros, y en las penumbras, reconozco la silueta de un gigantesco tiburón martillo, ya era nuestro quinto día, y como mi cuarto viaje, ya no me asustan ,………., tanto…., asciendo lentamente…..

Me ventilo de nuevo, y esta vez llego al fondo a unos 15 metros; doy un giro apuntando, y calentando oídos, cuando lo estoy terminando, veo la inmensa aletota caudal, de don martillo alejándose; me había pasado por detrás y ni cuenta me di, obviamente no me cagué, pero casi…

Cuando el bicho capta mi miedo, inmediatamente gira 180 grados y se me viene; Ay !, Ahora que hago?,………….

Solo se me ocurre apuntarle con picasso, se vino de frente, llegó a un milímetro de la punta de mi arpón, y empezó a girar a mi alrededor, como en las películas.

Si te pones de agresivo te lo clavo, y eso me debe dar tiempo de llegar a donde Isidoro, Sebas apenas crecía dentro de Ilis y ya iba pa’ huérfano……

Tiburón Martillo en Mapelo

No me atacó, y me dio un par de vueltas; entendí claramente el mensaje, y lentamente empecé a ascender, era mi segunda apnea, y no daba más.

En el bote le paso el arpón cargado a Isidoro, acción nada correcta y nada normal, él me ve la cara de susto, y me pregunta, ¿Qué pasa Mauro ?. Está ocupado el sitio; ¿Y a dónde vamos?, pregunta……………

Pues será a la cara del monstruo, que es lo mas cerca, …, vamos pues.

Otra vez en el agua, y ventilando como debe ser, ya no sentía las encías, hago la maniobra marcante, y pa’bajo………

Como a los 15 metros aparece una piedra, a los veintipico otra, llegué hasta esa, y pude ver una aún mas profundo; y abajo, frente a esta última piedra en el lejano fondo, los bravotes dando vueltas, ahí están papá……….

Medregales Isla Malpelo

Intente varios descensos pero no podía pasar de la segunda piedra, y para arriba, reventado,………….

La mejor opción es clavarme directo, de un solo, hasta la segunda piedra, evitando la primera; así lo hago, le llego, y sigo a la tercera, pero mis pulmones se empiezan a chupar, como cuando chupas una botella de gaseosa vacía; me acordaba de Jorge cuando me decía, “el blood shift, hay que aguantárselo, y hasta cogerle gusto para poder seguir bajando”,………….., las huevas pa’rriba,………..

De regreso a la superficie, refrustado, enojado; empiezo el proceso de nuevo, ok, inicio la ventilación, la relajación, a pensar cosas bonitas, inhale, fulee los pulmones hasta la barriga, y exhale,varias repeticiones,…………, ya cuando no sentía los dientes, y mi cerebro lo sentía como en una nube , maniobra marcante …. y a bajar,…………

Los ojos entrecerrados, el arpón pegado a mi costado, y las concorde trabajando, equilibre, equilibre , y equilibre mis oídos, …, solo la cantidad mínima suficiente, para no malgastar aire, la máscara excelente,……………, paso embalado por la piedra 2,……..

…………., entonces la chupadera de los pulmones; desciendo, cierro un poco mas los ojos, sigo descendiendo; ya a esa profundidad, soy altamente negativo, y esto acelera el descenso, no necesito aletear;…., y sigo para abajo, trato de frenar un poco mi descenso, colocando mi cuerpo algo mas inclinado, y dele pa’bajo,………, el blood shift presionando, y yo bajando, …., ya veía los bravotes muy, muy, muy cerca, enormes,…, y baje,… y baje …, y baje,…., y baje; y los pulmones, … ya ni los sentía……..

Entonces; freno en seco,…………, que pasa, la cuerda , …………………la colgué,…………….,30 metros de cuerda, no daba más, y los bravotes a tres metricos mas, que hago, que hago, no puede ser, salado, pa’rriba, Mau, recuerde que de vez en cuando hay que respirar,…………..

Free diving en Malpelo

Cuando estas en apnea a gran profundidad, los primeros metros son dificilísimos de subir debido a lo negativo que estás como buzo; aleteas, y aleteas, y aleteas y sientes que no subes un carajo, pero al menos ya iba pa’rriba…..

“Ni se te ocurra mirar para arriba, por que no llegas”, me dijo un a vez Tony Rodríguez, otro monstruo barracudo,…………., yo seguía dándole a las concorde, ya medio desesperado, aún muy profundo,…, yo que putas fui a hacer a treinta metros, bajarlos no es el problema, subirlos es lo berraco,……….., uufffff.

En medio de mi dilema, veo acercarse, muy lentamente, el bravote, medregalote, ojaranzote, serviolota, (seriola dumerili), como le quieran decir mas grande que he visto en mi vida, y se sigue acercando,……………..

……….., obviamente se me olvida ese detalle, de que me estoy ahogando; y me invade lo predador, paro mi ascenso, y el pescadote ese, se me sigue acercando, te voy a matar, te voy a matar huevón,…………se me acerca un poco mas, un poco mas, ……….., y.

Solo sentí el retroceso de Picasso, y vi mi lanza clavada a unos centímetros atrás del ojo, como me enseñó Silvio Borrero, …………

El pescado vibra unos segundos, cambia de colores, en tonos dorados y platedaos,…., y lentamente se voltea boca arriba,

Lo maté de un solo papá, me acerco a el, y cuando voy a jalar la cuerda, veo que solo le ha entrado la puntica, … como a el novio mentiroso; Ese bicho es inmenso, se me va a soltar, …., y yo me estoy ahogando; ….

Asciendo, y milagrosamente aparece Alejo Cedeño, páseme el cavallero, rápido, rápido, en dos segundos va al zodiac y me lo trae, bajo a donde estaba el pescadón aquel, y lo aseguro con un tiro, al pedúnculo caudal.

En la superficie, con la ayuda de Alejo e Isidoro, y lo poquito que me quedaba de aliento, logramos subirlo a bordo;….

Free diver con Pez Medregal

“Maauuro ese pescado pesa mas de 100 libras”, me dice Isidoro…………..

Maurosub pa’siempre,…………….., en apnea

Ocean Tales, historias para aprender

Ocean Tales busca compartir historias que inspiran y enseñan. Si tienes una historia que quieres compartir con nosotros y te gustaría que la publiquemos acá, por favor contáctanos. Nos encantará escucharla.